Como reducir la morosidad de tu empresa a través de internet

La morosidad empresarial es un grave problema que en los casos más graves puede llegar a provocar el cierre de una empresa y que, como poco, causa grandes dificultades para poder llevar a cabo la actividad normal. Este problema se agudiza por la falta de liquidez que en estos momentos afrontan muchas empresas, especialmente las de menor tamaño.

Mientras que la ley de la morosidad incide en el tema de los plazos de pago y mientras una de las soluciones es recurrir al Juzgado con todo lo que ello conlleva, el problema va mucho más allá porque provoca un efecto contagio: si una empresa no paga a otra, esa otra tampoco puede cumplir sus obligaciones de pago con una tercera y así sucesivamente. Y el problema de fondo es la falta de liquidez: si una empresa tiene voluntad de pagar pero no puede porque no se dispone de liquidez y porque al mismo tiempo le deben dinero, ¿cuál es la solución?

¿Habías oído hablar de la compensación de deudas como fórmula para reducir la morosidad? Se trata de una solución financiera regulada por ley y que permite que una empresa pueda pagar con lo que a su vez le deben, sin perder liquidez y sin implicación de bancos o entidades de crédito. Es un servicio en general todavía bastante desconocido, pero que se está revelando como una solución especialmente realista para que en la actual coyuntura de limitada liquidez una empresa pueda sanear su balance y sus números rojos más fácilmente.

La compensación de deudas

Uno de los principales argumentos a la hora de no pagar una deuda es: “Yo no puedo pagar porque tampoco me pagan”. Esta realidad es precisamente la culpable del círculo vicioso de la morosidad y la plataforma Deudae se propuso atacar este problema de raíz a través de un servicio pionero de compensación de deudas que se desarrolla directamente online y que una vez más demuestra que la tecnología puede ser nuestra mejor aliada.

Para poder participar en una compensación de deudas el único requisito es ser una empresa que tenga facturas vencidas por pagar y por cobrar. El procedimiento que ha desarrollado Deudae es bastante sencillo y se puede realizar totalmente a través de Internet: una empresa solo tiene que registrarse de forma totalmente gratuita y aportar sus facturas vencidas, tanto las que debe como las que le deben. Todos los datos son confidenciales.

A partir de ese momento, una vez la información de las facturas queda registrada en la base de datos de la plataforma, un algoritmo matemático desarrollado concretamente para este servicio se encarga de detectar todas las posibles cadenas de deuda y a las empresas implicadas. No todas las empresas implicadas en una cadena de deuda han tenido que haber mantenido directamente relaciones comerciales entre sí, pero tendrán un nexo en común, que es lo que se encarga de detectar el algoritmo.

De esta forma, una vez detectada una cadena de deuda con distintas empresas implicadas, se encarga de intermediar para proceder a la compensación de la mayor cantidad de deuda que sea posible según el caso. Mediante la compensación, una deuda se puede llegar a cancelar totalmente o se puede reducir al mínimo posible. Una vez ejecutado el procedimiento, la plataforma se encarga de expedir un certificado para acreditar que la compensación se ha realizado a todos los efectos legales.

Darse de alta en este servicio es totalmente gratuito y una empresa solo tendrá que pagar una comisión una vez que Deudae le haya proporcionado resultados reales y haya conseguido, mediante la compensación de deudas, eliminar o reducir su morosidad. Esta comisión será del 3% sobre el volumen de la deuda compensada gracias a la intermediación de la plataforma.

Y todo esto se puede realizar directamente a través de Internet. ¿Conocías el procedimiento de la compensación de deudas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *