Para no sufrir riesgos con estos virus en las redes sociales, se debe comenzar por un consejo muy básico, que es el no aceptar a contactos que no conozcas personalmente. Muchas veces la tentación nos juega una mala pasada, pero debemos ser más fuertes para evitar problemas futuros.

Por lo general, los ataques se centran en la vulnerabilidad de nuestro ordenador, por ello es que, es de suma importancia el mantener las aplicaciones y el sistema operativo actualizado y con la protección de un sistema de seguridad. Este último juega un papel fundamental en la lucha contra los virus.

La precaución que se tenía antes al abrir un correo o un enlace sospechoso, no se ha trasladado a las redes sociales ni por asomo. Por ello es que, otro consejo válido, pero básico también, y aunque no lo crean la mayoría de los ataques comienzan con este ejercicio, es evitar abrir mensajes que para nuestro propio juicio sean de dudosa procedencia. Con estos simples pasos, estarás más resguardado de un ataque malicioso a tu ordenador.